2 comentarios
Comentario
Protectora Baix Vinalopó
Protectora Baix Vinalopó, Teaming Manager, el 07/04/2014  a las 16:56h

Dori es la protagonista del mes de Abril de nuestro calendario benéfico 2014. Está adoptada en Suecia y, desde allí, nos ha mandado una preciosa carta, la ponemos en un comentario para que la disfrutéis.
Gracias a todos los Teamers, socios, voluntarios y gente anónima que nos ayuda día a día para continuar con nuestra labor. Esperamos poder contar muchas más historias como las de Dori.
Esperemos que os guste la carta de nuestra pequeña.

Copia y pega

Protectora Baix Vinalopó
Protectora Baix Vinalopó, Teaming Manager, el 07/04/2014  a las 16:56h

Hola, me llamo Dori y os quiero contar mi historia:
Tengo casi cuatro años, hace un año conocí a los voluntarios de la protectora Baix Vinalopó, yo los llamo papás y mamás a todos porque, desde que me conocieron, todos me llaman bebé. Sólo recuerdo mi vida desde esa fecha en adelante, de mi vida pasada no recuerdo nada, ni la quiero recordar. Nos conocimos en la carretera de Santa Pola, un sitio con muchos coches; por lo que me han contado, estaban allí intentando coger a otra perrita como yo. Vinieron con una caja de hierro, ellos lo llaman “jaula trampa”, yo sólo sé que tenía mucha hambre y mi hijo Nemo (que venía conmigo) también. Dentro de la caja de hierro había comida y, aunque nos daba un poco de miedo entrar ahí, no pudimos resistirnos a comer y entramos. De repente, la puerta de hierro se cerró y Nemo y yo nos quedamos dentro esperando a que nos abriesen para irnos… pero los planes de los papás no eran esos… Dicen que íbamos llenos de parásitos, para nosotros eso era normal pero se ve que no lo es. Cuando nos sacaron de la caja de hierro nos llevaron a un campo para quitarnos los bichillos, allí estuvimos unos días pero yo quería irme porque no me fiaba de ellos, aunque no recuerde mi vida pasada, sé que los humanos se portaron mal conmigo y yo no quería estar con ellos, así que hice un agujero y nos fuimos. Esa misma noche vimos carteles con nuestras fotos por todas partes, en todos ellos ponía “URGENTE, PERROS PERDIDOS”, luego me enteré de que nos estaban buscando… ¿buscando para qué? ¿qué querían hacernos? No entendíamos nada, sólo sé que teníamos que correr rápido para que no nos cogiesen. Al día siguiente había un montón de gente en el parque donde habíamos dormido, eran mis papás y sus amigos, nos habían encontrado… Yo no puse mucho de mi parte para que nos cogiesen pero Nemo se acercó a ellos y no podía irme sin él, así que me dejé coger, lo que tuviese que pasarnos nos pasaría juntos. Ese día me llevaron a otro campo, de ahí fue imposible escapar, no podía hacer agujeros para salir; poco a poco fui viendo que no, que no querían hacernos daño. Nos daban de comer todos los días varias veces ¡todos los días! ya no teníamos que buscar comida en la basura. Nos bañaban, nos acariciaban y nos trataban diferente a como antes nos habían tratado los humanos. Incluso empecé a alegrarme cada vez que veía a uno de ellos, les movía el rabo (dicen que eso es bueno). A veces les oía hablar de Suecia y de la gente de allí que se llevaba perros como yo. Un día conocí a una de las famosas suecas, tienen el pelo de otro color y hablan en otro idioma al que yo conocía. Unos meses después me dijeron que me iba a Suecia, estaba un poco desconcertada pero me sentí feliz porque había escuchado hablar muy bien de ese país y de la gente que vive allí. Así que, cuando llegó el día, me subí a un avión, es como un pájaro de hierro pero vuela muy muy alto, y cuando dejó de volar, ya estaba aquí, en Suecia. Mis papás y mamás españoles dicen que costé mucho dinero porque me operaron para que no tuviese más hijos, me pusieron vacunas, me dieron pastillas, me llevaban al médico y me pusieron una cosa que se llama chip, por si me pierdo… Y no os lo vais a creer ¡Nemo también está aquí! Hay muchos compañeros míos que vinieron igual que yo, en el pájaro de hierro. Ahora soy feliz, muy feliz, pero me pone triste pensar que hay otros perritos que están en la calle como estaba yo. Mis papás y mamás españoles necesitan ayuda para rescatar a otros como yo. No entiendo muy bien cuál es el valor del dinero pero sé que se pueden salvar vidas con él. Desde aquí doy las gracias a mis papás y mamás españoles por haberme ayudado tanto, a mis papás y mamás suecos (Amigos Míos) por haberme adoptado y os animo a ayudarles para que puedan seguir ayudando a otros.

Desde Suecia, Dori

Alexander Supertramp
Alexander Supertramp, Teamer, el 20/06/2014  a las 00:24h

Preciosa carta, no sabemos que piensan ellos pero si podemos ver cómo se sienten. Gracias por vuestra generosidad.

Este foro sólo es para los Teamers y Teaming Managers del Grupo.
Para poder comentar: